EL MUNDO DEL TRABAJO



EMPLEADAS DE HOGAR. VACACIONES


Las vacaciones anuales son de 30 días naturales, que podrán fraccionarse en dos o más periodos, si bien al menos uno de ellos será, como mínimo, de quince días naturales consecutivos. El periodo o periodos de disfrute de las vacaciones se acordarán entre las partes. En defecto de pacto, quince días podrán fijarse por el empleador, de acuerdo con las necesidades familiares y el resto se elegirá libremente por el empleado. En este caso, las fechas deberán ser conocidas con dos meses de antelación al inicio de su disfrute. Durante el periodo o periodos de vacaciones, el empleado de hogar no estará obligado a residir en el domicilio familiar o en el lugar a donde se desplace la familia o alguno de sus miembros.
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Fundación para la adopción, apadrinamiento y defensa de los animales